¿Cómo acostumbrar a tu perro al transportín?

Publicado el 23 de Abril de 2023

El transportín puede ser un refugio tranquilo donde el perro se sienta cómodo y seguro o, al contrario, puede convertirse en una verdadera pesadilla para los propietarios de la mascota si esta no se acostumbra a utilizarlo. Afortunadamente, existen diferentes trucos para acostumbrar al perro a viajar libre de ansiedad dentro del transportín.

Ponerse en su lugar: Un factor clave para entender el comportamiento de tu mascota

En materia de educación, no importa si se trata de un niño o una mascota, lo más importante es ponerse en el lugar del otro. La empatía no solo nos permite comprender su comportamiento sino también los motivos y, sobre todo, las sensaciones que está experimentando. ¿Por qué tu perro querría entrar en el transportín, un lugar oscuro y pequeño, si tiene a su disposición todo el salón para jugar?

Esto nos indica que es fundamental cambiar la percepción que tiene el perro del transportín. Si tu mascota, por algún motivo, ha asociado el transportín con una experiencia negativa, es probable que no quiera entrar y permanecer en su interior. Por consiguiente, tendrás que cambiar esa asociación. Sin embargo, esto no es suficiente, también es importante que le des buenas razones que lo motiven a entrar.

Cinco trucos para lograr que tu perro se adapte al transportín

  • Deja siempre la puerta abierta. Durante los primeros días, lo mejor es que dejes abierta la puerta del transportín para que tu mascota pueda entrar y salir cuando le apetezca. De esta manera estarás fomentando una percepción positiva ya que el perro no se sentirá atrapado.
  • Coloca comida en su interior. De seguro tu mascota tiene algunos alimentos preferidos, elige alguno de estos caprichos y colócalo dentro del transportín. Así le das un buen motivo para entrar y, a la vez, creas una asociación positiva. Si aún así no decide entrar, puedes colocar la comida en la parte delantera del transportín y, a medida que el perro vaya ganando confianza, ir colocándola más lejos, hasta llegar al fondo.
  • Apuesta por media jaula. Los perros pueden llegar a ser muy testarudos, si ese es el caso de tu mascota, al inicio puedes probar con media jaula, que resulta mucho menos intimidante. De hecho, hay modelos de transportín que se dividen en dos. En la parte inferior puedes colocar una colchoneta para que se sienta más cómodo, cuando se haya acostumbrado y le notes totalmente relajado, puedes colocar la parte superior.
  • Aumenta el tiempo progresivamente. Una vez que logres cerrar la puerta, no pretendas que permanezca dentro durante mucho tiempo. Lo ideal es que le abras la puerta antes de que comience a ponerse nervioso. Poco a poco irás aumentando el tiempo que permanece dentro con la puerta cerrada.
  • Utiliza el cansancio como arma. Cuando el perro está cansado suele ser más dócil por lo que se recomienda que hagas estas pruebas después de un paseo en el cual se haya agotado, sobre todo si se trata de un cachorro. Recuerda que cuando el perro está lleno de energía y dispuesto a jugar, será difícil que permanezca dentro del transportín.

Artículos relacionados

Liberty Insurance Article

¿Está prohibido conducir con chanclas? ¿Te pueden multar?

Publicado el 18 de Julio de 2024
Leer artículo

Si te roban el coche, ¿te lo paga el seguro?

Publicado el 1 de Julio de 2024
Leer artículo

Siniestro total de un coche: situaciones y calcular el valor

Publicado el 19 de Junio de 2024
Leer artículo

¿Dónde puedo aparcar la moto de una forma legal?

Publicado el 3 de Junio de 2024
Leer artículo

Circular sin ITV: multa y retirada de puntos

Publicado el 27 de Mayo de 2024
Leer artículo

Qué es mejor, ¿comprar un coche o renting?

Publicado el 24 de Mayo de 2024
Leer artículo