¿Cuáles son las averías más comunes en una moto?

Publicado el 12 de Noviembre de 2023

Las motos, al igual que los coches, cuando están sometidas a un uso constante casi siempre terminan dando problemas, ya sea porque alguna de sus piezas se desgasta o se rompe. Obviamente, si sabemos con antelación cuáles son las piezas que se suelen dañar, podremos adoptar algunas medidas para prevenir la rotura o al menos alargar su vida útil. Desde nuestra compañía de seguros ahora analizamos cuáles son las averías más usuales en una moto.

Las cinco piezas que más se dañan en las motos

El Grupo Red Europea de Garantía de Vehículos ha realizado un estudio muy interesante en el cual se ha dado a la tarea de analizar una gran cantidad de datos provenientes de diferentes talleres mecánicos de todos los países de la Unión Europea en aras de determinar cuáles son las averías más comunes que afectan a las motos modernas.

En el primer lugar de la lista encontramos la rotura del embrague. El fallo del embrague representa el 15% de todas las reparaciones que realizan los talleres europeos y arreglar este problema de seguro no te saldrá por menos de 300 euros.

En la segunda y tercera posición hallamos los problemas con el alternador (el dispositivo encargado de alimentar el sistema eléctrico de la moto y al mismo tiempo cargar la batería) y a la centralita electrónica de gestión del motor (que es, básicamente, un pequeño ordenador cuya tarea es la de regular todo lo referente al funcionamiento motor).

Como se puede presuponer, en estos dos casos la reparación resulta mucho más costosa. Reparar el alternador puede representar un costo medio de unos 600 euros mientras que la centralita es aún más cara: puede sumar hasta 800 euros.

En la cuarta y quinta posición de la lista se encuentra el fallo de la bomba que lleva el combustible desde el tanque hacia el motor y las roturas o desperfectos en las juntas de estanqueidad y en los conductos de los sistemas hidráulicos que permiten la circulación de aceite y otros líquidos en el motor.

Las averías en la bomba representan un 7% de las reparaciones que se realizan en los talleres y cuestan unos 500 euros. En el caso de las juntas y los conductos, estos problemas constituyen un 5% de las reparaciones totales realizadas y su costo medio se sitúa alrededor de los 180 euros.

Prevenir es mejor que lamentar

Para evitar estos problemas, lo más seguro y recomendable es seguir al pie de la letra las revisiones periódicas que indica el fabricante y contar con un buen seguro de moto. Por ejemplo, en el caso de la rotura de la bomba de combustible, esta suele estar provocada por la costumbre de conducir con el tanque prácticamente vacío o por la escasa lubricación. Obviamente, si te mantienes atento al nivel de combustible y a la lubricación, la bomba tendrá una vida útil más larga.

Finalmente, recuerda que lo más aconsejable y seguro es apostar por las piezas de recambio originales. Esta decisión demandará un mayor desembolso inicial pero con el tiempo te darás cuenta de que ha sido la mejor inversión.

Artículos relacionados

Liberty Insurance Article

¿Está prohibido conducir con chanclas? ¿Te pueden multar?

Publicado el 18 de Julio de 2024
Leer artículo

Si te roban el coche, ¿te lo paga el seguro?

Publicado el 1 de Julio de 2024
Leer artículo

Siniestro total de un coche: situaciones y calcular el valor

Publicado el 19 de Junio de 2024
Leer artículo

¿Dónde puedo aparcar la moto de una forma legal?

Publicado el 3 de Junio de 2024
Leer artículo

Circular sin ITV: multa y retirada de puntos

Publicado el 27 de Mayo de 2024
Leer artículo

Qué es mejor, ¿comprar un coche o renting?

Publicado el 24 de Mayo de 2024
Leer artículo